Como fotógrafo soy feliz haciendo lo que hago, capturando los momentos más felices de muchas parejas que han dedicado mucho tiempo a preparar ese día tan especial.Como Matt & Dean que confiaron en estilo de fotografía documental para tener el mejor recuerdo de su boda en un sitio maravilloso, el Palacete de Cázulas, en la sierra de Granada.
Fue una boda muy íntima, de las que a mi me gustan, en un ambiente muy tranquilo y rodeados de sus amigos y familiares más directos.

La ceremonia de esta boda gay fue uno de los momentos más emotivos pero tampoco se quedó atrás el momento de los tradicionales “speeches”, donde las lágrimas y las carcajadas hicieron acto de presencia, no solo en los novios sino también en los demás invitados.
Como siempre estupenda la organización y el catering de FiestaSol así como la ayuda de mi segunda fotógrafa María Juan de la Cruz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *