A Isabel y Jorge los conocí en Mallorca durante una sesión boudoir que realicé en una masía donde ellos estaban viviendo en ese momento. Casualidades de la vida, al cabo de un tiempo decidieron contar conmigo para que fotografiara su boda en la Catedral Vieja de Salamanca.
Fue una boda sobretodo muy divertida y llena de anécdotas y momentos que la hicieron muy especial, en parte por el carácter de los novios que no pararon de reír y disfrutaron como nadie su gran día.
Os dejo con Isa y Jorge, su hijo Alberto, que fue el que más se lo pasó en grande, y como no, la perrita afgana Coco, con sus momentos estelares.
Lugar de la ceremonia: Catedral Vieja de Salamanca
Lugar de celebración: Jardines de Páramo
Segundo fotógrafo: Antonio Luna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *