La boda en Sevilla de Laura y Sergio me cautivó por su sencillez, por como consiguieron hacer de un evento complejo algo sencillo y único, adaptado a su forma de ser.
La llegada en barco al restaurante Río Grande, el sitio de celebración a orillas del Guadalquivir, fue memorable y el recibimiento de los invitados con sus bengalas un momento inolvidable.
Durante la cena Laura y Sergio se sentaron frente a una mesa larga donde estaban sus mejores amigos y cuando llegó el momento de empezar la fiesta todos los invitados debían de seguir la música de una banda hasta llegar a la zona de baile.
En fin, detalles que hicieron que esa boda no fuera una más, sino de las que se recuerdan toda la vida.

Lugar de celebración: Río Grande (Sevilla)
Segundo fotógrafo: Antonio Luna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *