Creo que nunca llegaré a agradecer del todo a Maribel y Raul el que hayan confiado en mi, no solo para su boda sino también para esta postboda en Inglaterra.
En cuestión de dos días hicimos un montón de kilómetros recorriendo ciudades como Manchester, parques nacionales como el Peak District National Park o playas tan bonitas como las de Cleethorpes.
Fue toda una experiencia vivir esos dos días junto a ellos de esta forma tan intensa. En mi mente aún conservo muchas anécdotas pero sin duda la más loca fue en el Haddon Hall, un castillo donde tuvimos que hacer una “visita express”.
Aquí un resumen de lo que dio de si esta postboda. Que la disfrutéis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *