Fue un placer contar la historia de esta pareja que decidió casarse en  la Finca Soto de Bruil, uno de los lugares más bonitos que conozco de Zaragoza.
Fue una boda muy familiar y emotiva en la que el momento más bonito se dio en la ceremonia y en cada uno de los votos que pronunciaron los novios.
Decidieron que toda la boda fuera en el mismo lugar, desde los preparativos hasta la fiesta así todo fue muy cómodo tanto para la pareja como para sus invitados ya que no hizo falta ningún tipo de desplazamiento.
La boda estuvo coordinada por los wedding planner Bodas de Cuento que hicieron un trabajo fantástico.

Como anécdota el mensaje de agradecimiento que me envió el novio por whatsapp a las 5 de la madrugada nada más ver las fotos de su boda:
Albert, después de ver todas las fotos… no sé como agradecerte ese trabajo, nos han parecido brutales, más de lo que esperábamos, de verdad! Después de verte trabajando en la boda (como curraste) sabía que iban a ser buenas, pero me has sorprendido más aún que en la preboda. Elisa está emocionada, no para de decirme que le encantan sus fotos y yo estoy alucinando y fijándome en cada detalle porque me parecen de una complejidad, imaginación y calidad impresionantes. Bravo Albert, de verdad, bravo!
Espero que os guste esta bonita historia.

Finca: Soto de Bruil
Catering: Maher Catering
Segundo fotógrafo: Antonio Luna
Wedding planner: Bodas de Cuento
Maquilladora: Eva Pellejero

Deja un comentario